The hottest news from everywhere for everyone!

¿Cómo fue el inicio de la Prehistoria?

Como fue el inicio de la prehistoria

La prehistoria abarca el lapso desde la aparición de los primeros homínidos, hace aproximadamente 2.5 millones de años, hasta alrededor del 3000 a.C., con la invención de la escritura en la región de la baja Mesopotamia, marcando el inicio de la historia humana.

Fue una extensa era que se inició con la creación de las primeras herramientas de caza de piedra y siguió con la evolución de la especie humana hacia la agricultura y la formación de poblados y ciudades con sus propias normas y prácticas religiosas, antes de la invención de la escritura.

Esta fase se divide en dos etapas principales:

  1. La Edad de Piedra abarca desde aproximadamente 2.5 millones hasta el 4000 a.C. Se subdivide en Paleolítico, Mesolítico y Neolítico.
  2. La Edad de los Metales abarca desde el 5000 hasta el 1000 a.C. y se subdivide en Edad de Cobre, Edad de Bronce y Edad de Hierro.

Durante la prehistoria, se observaron diversas características distintivas:

  • El salto evolutivo de los homínidos incluyó el control del fuego, utilizado tanto para ahuyentar a los animales salvajes como para proporcionar calor en las cuevas durante el sueño.
  • Se encontraron pruebas del trabajo de la piedra, que consistían en herramientas como hachas de mano afiladas y martillos sin mango.
  • Se desarrolló una cultura primitiva centrada en la caza, pesca y recolección.
  • Los humanos llevaban una vida nómada, moviéndose en grupos pequeños y habitando en cuevas.

La prehistoria se divide en dos etapas arqueológicas principales:

  1. La Edad de Piedra fue el periodo más extenso de la prehistoria y comprendió varios avances evolutivos y el desarrollo del trabajo de la piedra. Se subdivide en:
    • Paleolítico: Desde 2.5 millones hasta 35,000 a.C. Esta etapa fue marcada por el uso de herramientas de piedra astillada por parte del Homo habilis para la caza, y el control del fuego por parte del Homo erectus para la defensa y establecimiento en cuevas.
    • Mesolítico: Desde 10,000 hasta 6,000 a.C. Se caracterizó por avances en el trabajo de la piedra pulida y un cambio de estilo de vida de nómada a sedentario, influenciado por factores como el cambio climático y el control del fuego.
    • Neolítico: Desde 6,000 hasta 4,000 a.C. Se distinguió por el trabajo de la piedra moldeada y pulida, así como avances en la agricultura y la domesticación de animales, consolidando el estilo de vida sedentario y asentamientos más grandes.
  2. La Edad de los Metales fue el segundo período de la prehistoria, desde 5,000 hasta 1,000 a.C., y se caracterizó por cambios significativos en la evolución humana:
    • Edad de Cobre: Desde 5,000 hasta 3,000 a.C. Durante esta etapa, los humanos inventaron la rueda y aprendieron a trabajar diversos metales, como el cobre, para crear herramientas agrícolas y puntas de flecha.
    • Edad de Bronce: Desde 3,000 hasta 1,500 a.C. Se destacó por el descubrimiento de la aleación de cobre y estaño para crear el bronce, un metal más resistente, utilizado en herramientas bélicas.
    • Edad de Hierro: Desde 1,500 hasta 550 a.C. En esta etapa, se inventó la escritura, marcando el inicio de la historia de la humanidad. Se caracterizó por el uso del hierro, un material aún más resistente, que permitió la producción de armamentos y herramientas agrícolas.

El arte prehistórico fue una de las primeras formas de comunicación y narración de costumbres y conocimientos antes de la escritura. La pintura rupestre, que representaba animales y escenas de caza, fue la primera forma de arte conocida, encontrada en cuevas como Altamira en España y Lascaux en Francia. Las primeras esculturas eran simples representaciones de animales y figuras humanas, realizadas en piedra, hueso y arcilla, y se piensa que tenían un propósito ritual. Durante la Edad de los Metales, hubo notables avances en las técnicas artísticas, con esculturas de metal y detalles ornamentales.

La Era Prehistórica marca el periodo anterior a la aparición de los registros escritos, caracterizado por la ausencia de lenguaje escrito. Abarca un vasto lapso de tiempo, que comienza con la aparición de los primeros humanos en la Tierra y se extiende hasta el desarrollo de los sistemas de escritura alrededor del año 3000 a.C. Este artículo se adentrará en los orígenes de la prehistoria, arrojando luz sobre los fascinantes inicios de la civilización humana.

1. La Edad de Piedra: Una ventana a la historia temprana de la humanidad

La era prehistórica suele dividirse en tres grandes periodos: la Edad de Piedra, la Edad de Bronce y la Edad de Hierro. La Edad de Piedra se divide a su vez en los periodos Paleolítico, Mesolítico y Neolítico, cada uno de los cuales marca hitos significativos en el desarrollo cultural y tecnológico humano.

Era Paleolítica: La Era Paleolítica, también conocida como la Antigua Edad de Piedra, tuvo lugar desde hace unos 2,6 millones de años hasta aproximadamente 10.000 a.C.. Durante esta época, los primeros humanos, como el Homo habilis y el Homo erectus, vagaban por la Tierra y dependían de la caza y la recolección para sobrevivir. Utilizaban herramientas de piedra sencillas y vivían en pequeños grupos de cazadores-recolectores nómadas.

Era Mesolítica: La Era Mesolítica, o Edad de Piedra Media, siguió a la Era Paleolítica y duró desde aproximadamente 10.000 hasta 6000 a.C.. Se caracterizó por una creciente dependencia de la pesca, la recolección y los cultivos iniciales. Durante este periodo, los humanos empezaron a asentarse en lugares más permanentes, formando pequeñas comunidades.

Era Neolítica: La Era Neolítica, o Nueva Edad de Piedra, abarcó desde el 6000 al 2000 a.C. aproximadamente. Este periodo fue testigo de un cambio significativo de la caza y la recolección a la agricultura y la domesticación de animales. Los humanos empezaron a cultivar cosechas y a criar animales, lo que condujo al establecimiento de sociedades complejas, al desarrollo de comunidades asentadas y a la aparición de las primeras civilizaciones.

2. El Arte Prehistórico: Desentrañando las expresiones culturales de los primeros humanos

Uno de los aspectos más cautivadores de la prehistoria es el rico patrimonio artístico que ha dejado tras de sí. El arte prehistórico ofrece una visión de los pensamientos, creencias y vida cotidiana de los primeros humanos, así como de la evolución de sus capacidades cognitivas.

Uno de los ejemplos más famosos de arte prehistórico son las pinturas rupestres, encontradas en diversas partes del mundo. Estas intrincadas obras de arte fueron creadas por los primeros humanos utilizando pigmentos naturales y representan animales, escenas de caza y figuras humanas. Las cuevas de Lascaux, en Francia, y Altamira, en España, son famosas por sus pinturas rupestres bien conservadas y sobrecogedoras.

Además de las pinturas rupestres, el arte prehistórico también incluye esculturas, cerámica y piezas grabadas. Estas creaciones reflejan la diversidad cultural y la expresión artística presentes durante esta época.

3. Avances tecnológicos en la Prehistoria

La Edad de Piedra fue testigo de varios avances tecnológicos significativos que moldearon fundamentalmente la existencia humana.

La invención de las herramientas: Los humanos de la Era Paleolítica desarrollaron y perfeccionaron gradualmente diversas herramientas para la caza y la supervivencia. Estas primeras herramientas, como las hachas de mano y las lanzas, se fabricaban picando la piedra para crear bordes afilados. Esta capacidad de crear herramientas permitió a los humanos adaptarse más fácilmente a su entorno.

El descubrimiento del fuego: El uso controlado del fuego fue un momento crucial en la historia de la humanidad. El fuego proporcionaba calor, protección contra los depredadores y permitía cocinar los alimentos, lo que mejoraba la nutrición. También facilitó la expansión de los territorios humanos, ya que el fuego podía utilizarse para despejar el terreno para los asentamientos.

El Avance de la Agricultura: La llegada de la agricultura durante el Neolítico supuso un cambio significativo en el estilo de vida humano. Los humanos empezaron a cultivar cosechas, como trigo, cebada y legumbres, y a domesticar animales. Este cambio radical en la producción de alimentos dio lugar a comunidades asentadas, excedentes de producción de alimentos y la aparición de jerarquías sociales.

4. Las Sociedades Prehistóricas: Organización y progresión

A medida que los humanos pasaron de estilos de vida nómadas a comunidades asentadas, la estructura social se hizo cada vez más compleja.

En el Paleolítico, la organización social giraba principalmente en torno a pequeños grupos basados en el parentesco. Los individuos cooperaban dentro de estos grupos para sobrevivir. Las Eras Mesolítica y Neolítica fueron testigos del establecimiento de comunidades más grandes y de la aparición de jerarquías sociales. Algunos individuos se convirtieron en líderes, supervisando las actividades agrícolas y actuando como mediadores en los conflictos.

El comercio también desempeñó un papel crucial en las sociedades prehistóricas. El intercambio de bienes y materiales entre distintas comunidades facilitó el desarrollo de redes a larga distancia y la difusión de prácticas culturales.

Conclusión

El comienzo de la era prehistórica marcó los albores de la civilización humana. Desde los humildes comienzos de los primeros humanos utilizando simples herramientas de piedra hasta el avance de la agricultura y la formación de sociedades complejas, la prehistoria sentó las bases para el futuro desarrollo de las civilizaciones. Explorar la prehistoria nos proporciona valiosos conocimientos sobre nuestro pasado ancestral y nos permite apreciar la increíble evolución de la humanidad a lo largo de miles de años.

La prehistoria fue el inicio de la civilización humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad