The hottest news from everywhere for everyone!

¿Cuándo empezó el periodo neolítico?

Cuándo empezó el periodo neolítico

En el campo de la arqueología, el Neolítico tiene una gran importancia, ya que marca un punto de inflexión en la historia de la humanidad. Conocido por la transición de un estilo de vida cazador-recolector a la agricultura sedentaria, el Neolítico fue testigo de la aparición de las primeras civilizaciones y del desarrollo de avances clave en la sociedad humana. Una pregunta crucial que surge con frecuencia es: “¿Cuándo comenzó el Neolítico?”. En este artículo, exploraremos la cronología y las características definitorias de este fascinante periodo.

Los Orígenes del Periodo Neolítico

El Periodo Neolítico, también conocido como la Nueva Edad de Piedra, se desarrolló hace aproximadamente 10.000 años. Surgió tras el final del Periodo Paleolítico, o Antigua Edad de Piedra, que se caracterizaba por sociedades nómadas de cazadores-recolectores. El cambio hacia un estilo de vida más sedentario estuvo estrechamente relacionado con el descubrimiento y la utilización de la agricultura, concretamente con la práctica de la ganadería, la domesticación de animales y la aparición de asentamientos permanentes.

Durante el Periodo Neolítico, las comunidades empezaron a cultivar cosechas como el trigo, la cebada y diversas legumbres, como las lentejas y los guisantes. Se criaban animales domésticos como cabras, ovejas y vacas para obtener carne, leche y otros recursos. Estas innovaciones agrícolas no sólo proporcionaron una fuente estable de alimentos, sino que también permitieron el establecimiento de asentamientos permanentes.

La Revolución Neolítica

La transición a la agricultura sedentaria y los consiguientes cambios sociales que se produjeron durante el Neolítico suelen denominarse Revolución Neolítica. Esta importante transformación permitió a los humanos progresar más allá de las limitaciones de un estilo de vida nómada, dando lugar finalmente a estructuras sociales más complejas, avances tecnológicos y desarrollos culturales.

Con la llegada de la agricultura, los excedentes de las cosechas pudieron almacenarse, lo que permitió a las comunidades florecer y mantener a una población mayor. Este excedente también allanó el camino para la especialización de la mano de obra, ya que los individuos podían centrarse en otras tareas más allá de la producción de alimentos, como la alfarería, el tejido y la fabricación de herramientas. El aumento del comercio, el desarrollo de prácticas religiosas y ceremoniales y el establecimiento de jerarquías sociales fueron otros resultados notables de la Revolución Neolítica.

Métodos de datación y pruebas

Los arqueólogos se basan en diversas técnicas para determinar el momento aproximado del comienzo del Neolítico. Varios métodos de datación, como la datación por carbono (datación por radiocarbono) y la dendrocronología, se utilizan habitualmente para analizar restos orgánicos y obtener fechas precisas.

Las representaciones en arte rupestre, pinturas rupestres y cerámica halladas en yacimientos arqueológicos ofrecen valiosas perspectivas sobre los aspectos culturales y artísticos del Neolítico. Además, el examen de las estructuras arquitectónicas, las herramientas, las prácticas funerarias y la presencia de plantas y animales domesticados proporciona pruebas fundamentales para datar el comienzo del Neolítico.

Variaciones históricas y regionales

Aunque el Neolítico se considera generalmente un fenómeno global, su cronología precisa puede variar según las distintas regiones. Es vital reconocer que esta transición se produjo en diferentes momentos en todo el mundo, influida por factores como las condiciones medioambientales locales, los recursos disponibles y los desarrollos culturales específicos de cada región.

Por ejemplo, en el Creciente Fértil, una zona que se extiende desde el actual Egipto hasta el actual Irak, se cree que el Periodo Neolítico comenzó alrededor del año 9000 a.C., ya que las comunidades de esta región fueron de las primeras en adoptar prácticas agrícolas. En cambio, regiones como América experimentaron la Revolución Neolítica mucho más tarde, hacia el 2500 a.C., debido a la disponibilidad de plantas y animales domesticables.

La Importancia del Neolítico

El Neolítico marcó un punto de inflexión crítico en la historia de la humanidad, ya que allanó el camino para cambios fundamentales en la organización social, los avances tecnológicos y la interacción humana con el medio ambiente.

La agricultura asentada permitió un suministro de alimentos más fiable y constante, el crecimiento de la población y el posterior desarrollo de sociedades complejas. A medida que las comunidades crecían, surgió la necesidad de organización, gobierno y mano de obra cada vez más especializada, lo que en última instancia dio forma a los cimientos de la civilización.

Conclusión

El Neolítico, con su transición de un estilo de vida nómada a comunidades asentadas dedicadas a la agricultura y a diversos desarrollos culturales, representa un periodo crucial en la historia de la humanidad. Aunque el marco temporal específico puede variar según las regiones, la llegada de la agricultura tuvo un profundo impacto en la sociedad humana, dando lugar a avances que dieron forma a nuestro mundo actual. Gracias a los descubrimientos arqueológicos y a los métodos de datación, seguimos obteniendo información valiosa sobre los orígenes y la importancia del Neolítico, mejorando nuestra comprensión de nuestro pasado común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad