The hottest news from everywhere for everyone!

¿Cuántas etapas tuvo el Mesolítico?

Cuántas etapas tuvo el Mesolítico

El Mesolítico, a menudo denominado Edad de Piedra Media, fue una época importante en la historia de la humanidad. Abarcó desde aproximadamente el 10.000 al 5.000 a.C., siguiendo al Paleolítico y precediendo al Neolítico. Durante esta fase de transición, los humanos empezaron a pasar de un estilo de vida nómada de cazadores-recolectores a una existencia más sedentaria, sentando las bases de la agricultura primitiva. En este artículo, nos adentraremos en la cuestión de cuántas etapas tuvo el Mesolítico y exploraremos los desarrollos clave durante esta fascinante época.

El Mesolítico Temprano

El Mesolítico se divide comúnmente en tres etapas, la primera de las cuales es el Mesolítico Temprano o Epipaleolítico. Esta etapa comenzó alrededor del 10.000 a.C. y duró hasta aproximadamente el 8.000 a.C.. Durante esta época, las sociedades humanas seguían dependiendo en gran medida de la caza, la pesca y la recolección para su sustento. Sin embargo, los cambios ambientales graduales dieron lugar a la adaptación de nuevas herramientas y tecnologías.

Las comunidades humanas del Mesolítico Temprano solían ser pequeñas y móviles. A menudo viajaban en busca de recursos estacionales, explotando diversos ecosistemas a lo largo de sus pautas migratorias anuales. Las herramientas de hueso, asta y sílex, como arpones, hachas y microlitos, se utilizaban habitualmente para cazar, pescar y construir refugios. Estas herramientas contribuyeron a mejorar la eficacia de la caza y permitieron la explotación de una gama más amplia de recursos.

El Mesolítico Medio

El Mesolítico Medio siguió al Mesolítico Temprano y duró aproximadamente de 8.000 a 6.000 a.C.. Durante esta etapa, se produjeron nuevos avances en las sociedades humanas y en las prácticas culturales, ya que continuaron adaptándose a entornos cambiantes.

Un avance notable durante el Mesolítico Medio fue el aumento de la cooperación entre distintos grupos humanos. Las pruebas sugieren que las comunidades empezaron a colaborar en las actividades de caza y recolección, lo que condujo al establecimiento de redes sociales más complejas. Este periodo también fue testigo de la aparición de asentamientos semipermanentes en lugares favorables, donde abundaban los recursos estacionales, como cerca de ríos o lagos.

Los avances tecnológicos siguieron moldeando la vida en el Mesolítico Medio. Se generalizó la fabricación de herramientas compuestas, como las puntas con púas y los arcos y flechas. Estas innovaciones revolucionaron la caza y la hicieron más eficaz, permitiendo a los humanos cazar animales más grandes y ampliar su dieta.

El Mesolítico Final

La etapa final del Mesolítico, conocida como Mesolítico Tardío o Mesolítico Final, tuvo lugar aproximadamente entre el 6.000 y el 5.000 a.C.. Esta fase marcó la finalización del Mesolítico y la transición hacia el Neolítico, caracterizado por la llegada de la agricultura y la domesticación de plantas y animales.

En el Mesolítico Tardío, las sociedades humanas experimentaron cambios significativos a medida que se desplazaban gradualmente hacia estilos de vida más sedentarios. La explotación de los recursos costeros, como el marisco y el pescado, adquirió cada vez más importancia. Las comunidades desarrollaron técnicas y herramientas especializadas para la pesca y empezaron a construir viviendas más permanentes, como casas de foso o cabañas.

Además, el Mesolítico Tardío fue testigo de los primeros indicios de los comienzos de la agricultura, con el cultivo de ciertas plantas y la gestión de las poblaciones de animales salvajes cada vez más frecuentes. Este cambio sentó las bases para la revolución agrícola del Neolítico posterior, lo que supuso una transformación significativa de la civilización humana.

Conclusión

El Mesolítico abarcó un periodo de aproximadamente 5.000 años y se dividió en tres etapas distintas: el Mesolítico Temprano, el Mesolítico Medio y el Mesolítico Tardío. Cada etapa estuvo marcada por avances significativos, tanto en términos de innovación tecnológica como de desarrollo social.

El Mesolítico no sólo sentó las bases del posterior Neolítico, sino que también fue testigo de la evolución de las sociedades humanas, que pasaron de ser pequeños grupos móviles a comunidades más asentadas que dependían de una gama más amplia de recursos. Comprendiendo estas etapas y los acontecimientos clave durante el Mesolítico, obtenemos valiosos conocimientos sobre el viaje de nuestros antepasados hacia la civilización y las notables habilidades que demostraron para adaptarse a entornos cambiantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad