The hottest news from everywhere for everyone!

¿Cómo comienza la prehistoria?

Cómo comienza la prehistoria

A lo largo de nuestra historia, ha habido numerosos periodos que han conformado el mundo tal y como lo conocemos hoy. Una de esas épocas es la Prehistoria, que se refiere al tiempo anterior a que se conservaran registros escritos. Este fascinante periodo es esencial para comprender los orígenes de la civilización humana y los importantes avances realizados por nuestros antepasados. En este artículo, exploraremos cómo empezó la prehistoria y los factores clave que contribuyeron a su desarrollo.

Definición de la Prehistoria

La prehistoria se clasifica generalmente como el periodo anterior a la invención de la escritura, que ocurrió hace unos 5.000 años. Esta fase abarca una vasta cronología, que va desde la aparición de las primeras especies similares a los humanos hace millones de años hasta el advenimiento de las primeras civilizaciones. Como no existen registros escritos de esta época, los historiadores se basan en diversas pruebas arqueológicas para desentrañar los misterios de la prehistoria.

Orígenes de la vida prehistórica

El punto de partida de la prehistoria puede remontarse a la aparición de nuestros primeros antepasados, que pertenecen a la familia de los homínidos. Los homínidos son un grupo de primates que incluye a los humanos modernos (Homo sapiens) y a especies extinguidas como el Homo habilis y el Homo erectus. Estos primeros homínidos aparecieron hace unos 2 ó 3 millones de años en África y se caracterizaban por su capacidad para caminar erguidos sobre dos piernas.

La Era Paleolítica

La Era Paleolítica, también conocida como la Antigua Edad de Piedra, es una de las fases clave de la prehistoria. Duró desde la aparición de nuestros primeros antepasados hasta hace unos 12.000 años. Durante esta época, los humanos dependían principalmente de la caza y la recolección para su sustento. Destacaba el uso de herramientas de piedra, que dieron nombre a la época.

La Revolución Neolítica

La transición del Paleolítico al Neolítico, también conocida como la Nueva Edad de Piedra, marca un importante punto de inflexión en la prehistoria. Este cambio se conoce como la Revolución Neolítica y ocurrió hace unos 12.000 años. El acontecimiento clave durante este periodo fue el cambio gradual de un estilo de vida nómada a otro agrícola sedentario.

Durante la Revolución Neolítica, los humanos empezaron a domesticar plantas y animales, lo que condujo al establecimiento de asentamientos permanentes. Esta nueva capacidad de producir alimentos en abundancia permitió el crecimiento de las poblaciones, lo que condujo a la aparición de sociedades complejas y, finalmente, al nacimiento de la civilización.

La importancia de la Prehistoria

El estudio de la Prehistoria es crucial para comprender los fundamentos de nuestro mundo moderno. Proporciona valiosos conocimientos sobre los primeros desarrollos culturales, tecnológicos y sociales que sentaron las bases de nuestras sociedades actuales. Examinando los artefactos prehistóricos y los yacimientos arqueológicos, los investigadores pueden reconstruir un relato coherente de nuestro pasado lejano.

Además, la prehistoria demuestra la adaptabilidad y resistencia de nuestros antepasados. Muestra los increíbles logros de los humanos a la hora de superar retos y encontrar soluciones innovadoras para sobrevivir y prosperar. Desde el descubrimiento del fuego y el desarrollo del lenguaje hasta la creación de herramientas complejas, la prehistoria proporciona pruebas de las extraordinarias capacidades de nuestra especie.

Conclusión

La prehistoria sirve de puente entre nuestro pasado antiguo y el mundo que habitamos hoy. Comenzando con la aparición de nuestros primeros antepasados, la prehistoria fue testigo del desarrollo gradual de las sociedades humanas y del avance de diversas tecnologías. Es un testimonio de la resistencia y el ingenio de la humanidad. Al explorar y estudiar los periodos prehistóricos, adquirimos una comprensión más profunda de nuestras raíces y de los factores que dieron forma a nuestra existencia.

A medida que nos adentramos en los misterios y complejidades de la prehistoria, seguimos descubriendo nueva información que enriquece nuestro conocimiento del pasado. El estudio de la prehistoria contribuye a una apreciación más amplia de nuestro patrimonio común y nos permite reflexionar sobre el extraordinario viaje que nos ha llevado hasta donde estamos hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad