The hottest news from everywhere for everyone!

¿Qué es el Paleolítico y sus características?

Qué es el Paleolítico y sus características

El Paleolítico, también conocido como la Antigua Edad de Piedra, es una era prehistórica que duró aproximadamente desde hace 2,6 millones de años hasta hace unos 10.000 años. Es el periodo más antiguo y largo de la historia de la humanidad, caracterizado por el uso de herramientas de piedra y la aparición de las primeras expresiones artísticas humanas. En este artículo, nos adentraremos en el fascinante mundo del Paleolítico, explorando sus características clave y arrojando luz sobre el estilo de vida de nuestros antiguos antepasados.

El estilo de vida paleolítico

Durante el Paleolítico, la humanidad dependía de la caza y la recolección como medio de supervivencia. Nuestros antepasados vivían en pequeñas bandas y estaban en constante movimiento, siguiendo a sus presas y buscando plantas comestibles. El estilo de vida nómada y la necesidad de procurarse alimentos y cobijo configuraron sus actividades cotidianas y sus estructuras sociales.

La caza: La caza era un aspecto esencial de la vida paleolítica, ya que los primeros humanos cazaban animales principalmente para alimentarse y utilizaban sus pieles para vestirse y cobijarse. Empleaban diversas técnicas de caza, como trampas sofisticadas, tácticas de emboscada y estrategias de caza cooperativa, demostrando los primeros signos de organización social y comunicación complejas.

Recolección: La recolección de plantas comestibles, frutos, nueces y semillas era otra parte crucial del estilo de vida paleolítico. Los primeros humanos se basaban en su amplio conocimiento del entorno, identificando las estaciones en las que estaban disponibles determinadas plantas y bayas. Utilizaban herramientas, como palos para cavar y piedras de moler, que les ayudaban a recolectar y procesar los alimentos.

Herramientas de piedra y tecnología

Una de las características definitorias del Paleolítico es el uso de herramientas de piedra. Los primeros humanos desarrollaron una variedad de herramientas, cada una con su propia finalidad, mediante el astillado, descascarillado y moldeado de piedras. Estas herramientas facilitaron la caza, la recolección y otras actividades necesarias para la supervivencia.

Herramientas Achelenses: Durante el Paleolítico Temprano, se produjo una importante innovación con el desarrollo de las herramientas achelenses. Estas herramientas se caracterizaban por el trabajo bifacial, es decir, se trabajaban por ambos lados, lo que daba como resultado un filo afilado. Las herramientas achelenses, como hachas de mano, cuchillas y raspadores, eran cruciales para cortar y descuartizar cadáveres de animales, trabajar la madera y otras tareas diversas.

Herramientas musterienses: En el Paleolítico Medio surgió una nueva tecnología conocida como herramientas musterienses. Estas herramientas eran más pequeñas y especializadas, e incluían puntas, raspadores y cuchillas. El perfeccionamiento de estas herramientas permitió una caza más eficaz y una mayor precisión en el modelado y la elaboración de materiales.

Arte y simbolismo

El Paleolítico también es conocido por sus extraordinarias expresiones artísticas. Los primeros humanos dejaron tras de sí vívidas representaciones artísticas, que permiten vislumbrar sus creencias, cultura y vida cotidiana.

Pinturas rupestres: Parte del arte paleolítico más notable se encuentra en las cuevas, donde los antiguos humanos pintaron escenas intrincadas y diversas. Estas pinturas representaban animales, escenas de caza e incluso figuras humanas. Algunos ejemplos famosos son la cueva de Lascaux, en Francia, y la cueva de Altamira, en España.

Figurillas de Venus: Otro rasgo distintivo del arte paleolítico es la producción de pequeñas estatuillas conocidas como figurillas de Venus. Estas estatuillas, que suelen representar a mujeres con atributos exagerados, se han descubierto en toda Europa. Su finalidad y significado siguen siendo objeto de debate entre los investigadores, con teorías que van desde los símbolos de fertilidad hasta los primeros objetos religiosos o ceremoniales.

En conclusión

El Paleolítico ofrece una fascinante visión de nuestro antiguo pasado. El estilo de vida de caza y recolección, el desarrollo de sofisticadas herramientas de piedra y las notables expresiones artísticas son sólo algunos ejemplos de las características únicas que definen esta era prehistórica. Comprender el Paleolítico nos permite apreciar el notable ingenio y adaptabilidad de nuestros primeros antepasados humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad